Flor Silvestre representa la actitud de la mujer Guida en los tiempos de bajas temperaturas y días más cortos. Una intemperie innegable, hostil o simplemente desconocida y una mujer Guida decidida a plantársele al viento, a salir a ver cómo sabe, a perseguir el contraste del frío en sus dedos activos y el pecho encendido y calentito por el entusiasmo.

Flor Silvestre representa los desniveles de una Patagonia variada y activa. El trance entre los vientos fuertes y la calidez de los refugios. Una mujer Guida que encuentra y es belleza silvestre, sin domesticar. 

...

Una colección inspirada en nuestra patagonia diversa, a veces hostil, a veces llena de primaveras.

En las flores silvestres, reveldes, fuertes, luchadoras, que abrazan sin domesticar las que le rugen al viento y vuelven con rasguños de sol furioso con pétalos devorados por el tiempo, por la bruma y aún así vuelven a rugirle al viento y a clonarse pétalos y a abrazar sin domesticar.